martes, 29 de diciembre de 2009

CONTROLADORES DE VUELOS

Hola amigos, hoy estoy aquí para hablaros de algo que en mi opinión es como mínimo un insulto a la razón. Me refiero a los Controladores de Vuelos, y su increíble queja sobre su situación profesional. Siendo lo más imparcial posible, os comentaré que estoy convencido que sus quejas resultan en algún punto incluso aceptables, incluso aceptando el hecho de que dichos profesionales tienen en sus manos y bajo su responsabilidad la vida de miles de personas. No obstante, resulta como mínimo insultante para un servidor mileurista que dichas personas recurran a quejas de la naturaleza que están exponiendo, cuando el país al completo está soportando despidos, paro e incluso pérdidas de viviendas por que los trabajadores de a pié, no podemos llegar a fin de mes y mucho menos permitirnos el lujo de pagar una hipoteca que algunos bancos y nuestros gobiernos en su día apoyaron hasta la saciedad, amparándose en un globo sonda que nos hacía creer que pertenecíamos en pleno estado de derecho a los países más desarrollados.

Todo este enigma que se nos plantea, viene como resultado de políticas infructuosas, y lo que es peor de políticos alejados de su cometido principal, que debería ser el de salvaguardar los derechos de los ciudadanos que les votamos y a los que por derecho civil, penal y divino deberían dedicarse.

Todo en nuestro entorno está sujeto a la política, y esto no va a ser una excepción, pues bien señores políticos de tres al cuarto, hagan su trabajo y arreglen el asunto de los controladores de vuelos como mejor sepan (miedo me da depender del criterio adulto de personajillos que aparecen en la televisión para darse "caña" entre ellos, mientras el país al que representan, naufraga sin remedio).

En cualquier caso, y asumiendo que los trabajadores se quejan y sus razones tendrán, creo que este momento, no es el más acertado, sobre todo, porque mientras ellos cobran al año más de 50.000.000 de las antiguas pesetas, un servidor este mes ha ingresado en su casa 1.000 eurillos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada