miércoles, 30 de diciembre de 2009

MADE IN SPAIN

Nos encontramos en España, año 2009, y para nuestra desgracia parece que seguimos con los mismos problemas para aceptar que en nuestro país somos capaces de construir artículos de calidad.

Nuestros complejos son ancestrales, de hecho todo aquello que venga del exterior dispone sin saber muy bien porqué de una patina de brillo y calidad añadida, que nosotros le otorgamos de manera automática y gratuita.

La semana pasada, fuí a ver una película española al cine, se trataba de Planet 51. Y para la sorpresa de todos los que fuimos a verla, es una película de calidad con unos gráficos de alta definición y con un argumento la mar de simpático. Es decir, una obra que habría firmado el mismo Pixar, pero claro..... lamentablemente la sala del cine estaba al 30%. Y lo que es peor, cuando salíamos del cine escuchamos como algunos espectadores, hacían comentarios del tipo "no parece española".

¡¡¿¿Cómoooooooo??!!, ¿qué pretendían decir?, ¿que una obra española no puede tener calidad?, sinceramente me sentí defraudado una vez más con nuestro comportamiento hacia el trabajo de nuestros compatriotas.

¿Por qué todo lo nuestro tiene que ser peor que lo que viene de fuera?, es triste que nuestra propia mentalidad nos impida crecer.

Este es un asunto que los profesionales (Sociólogos, Psicólogos, Psiquiatras, etc...), deberían abordar, e incluso analizar con suma atención, porque nos enfrentamos a una extraña disyuntiva. Un país que no crée en sí mismo, es un país llamado a ser del furgón de cola.

Otro borrón sobre nuestros proyectos de futuro, es la poca o nula conciencia sobre la investigación que tenemos en nuestro país. Mientras otros países gastan cantidades importantísimas en Investigación, nosotros preferimos esperar a que ellos descubran cosas nuevas para comprarlas posteriormente pagando los cánones propios de royalties que siempre tienen dichos productos. Pero lo peor de todo, es que en cualquier campo industrial, una novedad aporta riqueza y trabajo en el país de origen.

Todos estos elementos nos deberían hacer recapacitar, y tener en cuenta que a estas alturas de la película, deberíamos abandonar todos los preceptos y conceptos que hemos ido acumulando sobre nuestras capacidades, y asumir que somos tan capaces como los demás cuando se trata de conseguir innovar. Porque la innovación es empleo, es seguridad, y es dimensión internacional para nuestro país.

Apostemos todos por creernos que nosotros somos muy buenos, y que tenemos miles de argumentos para corroborar dicha aseveración. No deberíamos olvidarnos que en nuestro país han habido, hay y habrán grandes personajes que revolucionaron la tecnología, medicina, etc. Recordar que personas como Severo Ochoa, Manuel de Falla, Dalí, Cervantes, y un sinfín de personas importantes han modificado el aspecto del Mundo...... lo mismo es que no somos tan torpes o incapaces.

Ahondando en nuestro mísero concepto sobre todo lo mencionado, recuerdo que cuando comenzó la Eurocopa, nadie daba un duro por nuestros chicos, incluso cuando conseguimos derrotar a Italia, seguíamos con nuestras dudas sobre el equipo, y eso que estaba demostrando día a día que eran los mejores. Pero nuestra naturaleza nos impide ver la realidad, y seguíamos titubeantes, con el fin de evitar una más que provable decepción. Sin embargo, nuestros chicos llegaron a la final, les dieron un baño a los alemanes y se llevaron el título. Y entonces, de nuestro interior nace un torbellino de ira reivindicativa, contra todo el Mundo, intentado certificar que ser español es algo verdaderamente maravilloso. Y en cierto modo estoy con ellos, porque yo sí que creo que ser español es algo excepcional, el problema es que el día después de haber ganado la Eurocopa de Fútbol, seguimos comiendo en el Mc Donalds, conduciendo un Citröen, y viendo películas americanas.

¡¡Joder!! con mi país.......

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada