martes, 29 de diciembre de 2009

FILOSOFANDO I

Hace tiempo leí un libro muy curioso, se trataba de "La República", y para aquellos que no sepan quien lo escribió, deciros que hace más de diez mil años hubo un hombre privilegiado en la antigua Grecia, de familia con posibles (porque los que no los tenían no podían dedicarse a esto de pensar los designios de la vida y del ser humano en ella), se trataba de Platón. Pues bien, cuando fuí leyendo aquel libro, de pronto descubrí que el ser humano es verdaderamente sorprendente, hasta el punto de que aquello que leía, sin lugar a dudas no había caducado, porque cada una de las metáforas y cada una de las situaciones en las que Platón pone a sus personajes, están de actualidad hoy en día.

Pero con toda seguridad, puedo deciros que aquella en la que Platón explicaba su concepto de sistema político, me abrió los ojos de tal modo, que comprendí que aquella mítica frase de Winston Churchill, en la que decía que la Democracia no es el mejor sistema político, sino que se trataba del menos malo..... era de una certeza enfermiza. Hasta el punto de que en nuestro país, cuando llegan las elecciones, uno se sorprende de lo que gastan los Honorables Partidos Políticos en intentar GANAR las mismas, para convertirse en nuestros necesarios salvadores, es decir, todos ellos son personas con gran humanidad, que persiguen lo mejor para sus semejantes, ¡JÁ!.
Y de no ser así, ¿qué opción quedaba?, ¿por qué lo hacían entonces?, ¿para proteger los legítimos intereses de un pueblo que más los teme que exige?, miles de posibles respuestas se agolparon en mi mente.... ¡joder!, alguno habrá que verdaderamente piense en el pueblo, y de hecho pienso que debe ser así, pero esos son unos ilusos, sencillamente, son tan buenos que jamás llegarán a nada en un Partido Político tal y como los conocemos. Tambíen me resulta irónico a más no poder, pensar que cualquier partido político (a partir de ahora no seguiré escribiéndolo con mayúsculas, porque honestamente no creo que se lo merezcan), es la institución menos democrática of the world.... jejejeje, eso si que tiene guasa. En fin, si en un Partido Político uno de sus "Afiliados"(apréciese que a ellos si les pongo en mayúsculas porque creo que en la mayoría de los casos son gente sencilla que verdaderamente se cree el sermón dominical de algún representante de postín del "partido"), levántase la voz para ofrecer su parecer, aunque éste no coincidiera con el "del partido"..... sería exulsado de inmediato. Y supongo que es lógico, porque de otro modo, no podría existir, sería tanto como pedir al ser humano que fuera capaz de ser anárquico, y como todos sabemos la anarquía es una "UTOPÍA".

En fin que volviendo a Platón, él manifestaba hace milenios, que los políticos deberían ser profesionales con un gran sueldo para evitar así ser tentados por los que con toda seguridad intentarían sobornarlos. No contento con esto, además consideraba que los políticos debían ser hombres notables para el común de los mortales que estuvieran por debajo de ellos. En definitiva, que ya propuso una solución a un problema que hoy en día llena páginas de periódicos en cada uno de nuestros desayunos, un día tras otro, y con absoluta seguridad seguirá siendo así. Es repugnante comprobar como hemos destrozado el principio por el cual el hombre debería regirse, que no debería de ser otro que el de la no agresión a nuestros semejantes, y mucho menos a la Naturaleza, que nos ha dado la vida y que a buen seguro conseguiremos anular con el paso del tiempo. Pues bien, nuestros políticos internacionales (si, esos que han sido elegidos por el pueblo, pero que no tienen nada de que ver con él), hace unos días desaprovecharon la oportunidad de demostrarnos a todos que al menos guardaban un pequeño resquicio de humildad y honestidad. Porque en Dinamarca, decidieron que el Planeta está cojonudo, y que no consideraban importante que los países sigan jodiéndola.

Sin lugar a dudas, la política es una profesión que se inventó para que el hombre deje que broten sus más rastreros instintos, aunque en el fondo, quizá todo este pensamiento no sea más que una pataleta de uno al que le gustaría hacerse famoso y vivir del cuento, sin tener que levantarme a las 7 de la madrugada con el dichoso despertador. Por cierto, ya es tarde, y aunque mi naturaleza no precisa de mucho reparo, tengo que acostarme para descansar.

Perdonarme el ladrillo, pero es que estoy muy encendido con la clase política de nuestro país, y no distingo de colores, porque sinceramente creo que todos son iguales, menos los míos evidentemente.... jejejeje

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada